RPM

El Ayuntamiento destina casi siete millones de euros a la limpieza y conservación de 582 parcelas del inventario municipal en 2020

El Área de Gobierno de Desarrollo Urbano, que dirige el concejal Mariano Fuentes, va a destinar 6,7 millones de euros en 2020 para la limpieza de un total de 582 parcelas municipales repartidas por prácticamente todos los distritos con el fin de mantener en adecuadas condiciones de seguridad y salubridad las parcelas integrantes del Inventario del Patrimonio Municipal del Suelo, algo que ahora cobra aún más importancia por la crisis sanitaria de la COVID-19. Esto supone un aumento del 35 % respecto a 2019, cuando para el mismo concepto se destinaron 4,9 millones.

La verja estropeada de una zona verde, los hierbajos que han crecido más de la cuenta en un solar o los objetos que la gente no quiere y abandona en una zona de maleza son escenas que cambiarán a lo largo de estos meses tras las labores de limpieza, conservación y mantenimiento que va a llevar a cabo el Ayuntamiento y que mejorarán, no solo la imagen de esos lugares, sino sobre todo la seguridad y la salubridad.

Las juntas municipales de distrito han comunicado al Área de Desarrollo Urbano cuáles son las necesidades que estimaban conveniente que se acometieran a lo largo del presente ejercicio. Eso, unido a las peticiones de los ciudadanos recibidas a través de los distintos canales de comunicación del Ayuntamiento y a la propia experiencia de los técnicos de la Subdirección General de Patrimonio Municipal de Suelo, han servido de base para elaborar durante los pasados meses los contratos para estas obras de limpieza.

Hortaleza es el distrito en el que más parcelas se limpiarán, con un total de 75, seguido por Villa de Vallecas (50) y Latina (49). Sin embargo, de todo el presupuesto, es Villa de Vallecas el que recibe la mayor cuantía para las tareas de conservación y mantenimiento, con 893.000 euros, seguido por Hortaleza (871.000 euros) y Moncloa (614.000 euros). En todos los distritos se destinará más dinero que en 2019 para esta labor.

Las tareas sobre el terreno comenzarán a ejecutarse a principios de verano, con el fin de evitar la proliferación de incendios por excesiva sequedad de la maleza. Estos trabajos, una de las tareas que más repercusión tiene en la vida de los barrios madrileños, buscan recuperar el espacio urbano y garantizar la salubridad de las calles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *