El Gobierno implementa el programa Apoyos Conectados para impulsar la autonomía personal de más de 1.500 aragoneses

La Consejería de Bienestar Social y Familia impulsará Apoyos Conectados los dos próximos años 
La Consejería de Bienestar Social y Familia impulsará Apoyos Conectados los dos próximos años

El Departamento de Bienestar Social y Familia ha acogido este miércoles la reunión de trabajo con las entidades comarcales en las que se va a desarrollar el programa Apoyos Conectados, un servicio centrado en promover la autonomía de personas mayores, dependientes y/o con discapacidad, diseñado por Fundación Dfa, ATAM y FISS. El objetivo es dar recursos para desarrollar y respaldar la independencia personal de los usuarios y evitar y retrasar en lo posible la institucionalización de los grupos de población destinatarios del programa.

La sesión ha estado presidida por la consejera Carmen Susín y por el director gerente del IASS, Ángel Val, que han resaltado la importancia de coordinar cada paso de este proyecto con los servicios sociales y de salud de las comarcas y entidades locales para aumentar la eficiencia en la atención socio-sanitaria e impulsar apoyos tanto tecnológicos –entre ellos, la teleasistencia avanzada– como humanos, con técnicos especialistas en diferentes áreas, para los aragoneses que los necesitan en todo el territorio.

Las acciones para prevención en salud y bienestar que refuercen los cuidados de larga duración con sistemas no invasivos son fundamentales para este modelo de atención, que vuelve a poner a la persona en el centro y la tecnología al servicio de las necesidades presentes y futuras, de manera individualizada y con redes de proximidad.

Sistemas y niveles de atención

Este sistema de monitorización y alertas –de carácter gratuito y voluntario– va a implantarse hasta el 31 de marzo de 2025 en las capitales aragonesas y en las comarcas de las tres provincias con mayor y menor población. En total, Apoyos Conectados tiene el objetivo de atender a 1.575 usuarios (525 en cada provincia) a los que se segmenta en tres niveles de intensidad de seguimiento y apoyo.

En el primer nivel de intervención del programa se trabaja con un servicio de atención telemática, en remoto, que incluye la instalación de sensores del hogar que evalúen la fragilidad de los usuarios y el acceso a sistemas de información y comunicación con familiares y agentes comunitarios a través de dos apps, una para familiares y otra plataforma específica de coordinación. Se completa con un sistema de apoyo a la movilidad basado en el uso de dispositivos móviles, como un smartphone o una tablet. En este nivel 1 la previsión es de llegar a 250 participantes por provincia.

El segundo nivel, diseñado para atender a 175 usuarios por provincia, comprende un pack de servicios compuesto por los sistemas incluidos en el nivel 1 y una implementación extra que monitoriza y comunica variables biomédicas de cada persona a profesionales del sistema público de salud, para facilitar su seguimiento en remoto. El tercer nivel, para 100 personas en cada una de las tres provincias con niveles de dependencia más severos, combina las soluciones de los dos niveles previos con apoyo técnico presencial, acompañamiento y promoción de la autonomía y participación, una tarea que está ya asumida a nivel local y para la que Apoyos Conectados supone una oportunidad para anticipar situaciones de riesgo y mejorar sus procesos.

A este encuentro de trabajo han asistido representantes de las localidades y comarcas donde va a implantarse este ecosistema de cuidados: José Miguel Ezquerra, presidente de la Comarca Central de Zaragoza; Carmelo Pérez, presidente de la Comarca Campo de Belchite; Mónica Soler, presidenta de la Comarca Hoya de Huesca; Saúl Pérez, presidente de la Comarca Somontano de Barbastro; José Herrero, presidente de la Comarca Comunidad de Teruel y Fernando Safont, presidente de la Comarca del Maestrazgo. También han participado la concejala delegada de Políticas Sociales y Familia del Ayuntamiento de Teruel, Carmen Romero; la directora del gabinete de la alcaldesa en el Ayuntamiento de Huesca, Antonia Alcalá, y el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Zaragoza, Ángel Lorén, así como la directora del área de Infraestructuras de Dfa, Beatriz Aranda, y el director de Proyectos especiales de ATAM, José Pérez Plano.

La financiación de Apoyos Conectados, que supera los 7 millones de euros, se engloba dentro de las subvenciones financiadas con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para el desarrollo de proyectos de innovación para prevenir la institucionalización de personas mayores, dependientes y personas con discapacidad mediante el desarrollo de servicios de apoyo comunitario de teleasistencia avanzada y de cuidados de larga duración, del Gobierno de Aragón, mediante la Orden CDS/1069/2022, de 7 de julio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *