El Gobierno de Aragón declarará Lugar de Memoria la tumba de María Domínguez, cuyos restos reposan desde ayer en el interior del cementerio de Fuendejalón

El Gobierno de Aragón declarará Lugar de Memoria la tumba de María Domínguez, en el cementerio de Fuendejalón. Se suma así este espacio al Barranco de la Bartolina y la cárcel de Benabarre, que ya cuentan con esta figura de protección.

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, así lo avanzó ayer durante el acto de homenaje y reinhumación de los restos de María Domínguez, que ha sido declarada Hija Adoptiva de la localidad. Lambán ha querido presidir el acto que pone fin a la intensa labor de investigación que ha impulsado la Dirección General de Patrimonio Cultural, en colaboración con el Ayuntamiento de Fuendejalón y AFAAEM para buscar y exhumar el cuerpo de María Domínguez, la primera mujer en liderar un ayuntamiento democrático en España.

A su juicio, “el de hoy es un acto de justicia y un triunfo póstumo de las ideas, aquellas que quisieron hacer desaparecer junto con las personas asesinadas”, ha afirmado el presidente aragonés. Lambán ha recordado que desde 1977 se han hecho esfuerzos meritorios como la Ley de Amnistía y la aprobación de la Constitución Española de 1978, que contribuyeron a la reconciliación. Pero entonces quedaron flecos pendientes como la reparación de la memoria y actos de justicia con las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura que, tras ser “vilmente asesinadas,” fueron enterradas de forma “desordenada y cruel”. Precisamente, en estas cuestiones han ido avanzando leyes democráticas, como la Ley de Memoria Histórica 2007 y la propia ley aragonesa de Memoria Democrática de 2018, donde se contemplan instrumentos financieros y figuras específicas como los lugares de memoria. Igualmente, ayuntamientos, diputaciones y asociaciones memorialistas han celebrado numerosos actos para reparar la memoria como los de hoy que, lejos de abrir heridas, contribuyen a cerrarlas.

Precisamente, en relación con María Domínguez, también se han impulsado iniciativas como la concesión de la medalla Santa Isabel de Portugal en 1999 a título póstumo; la reedición del libro “Opiniones de Mujeres”, -que próximamente volverán a reeditar el Gobierno de Aragón y la DPZ-, donde se recogen gran parte de sus artículos, o la constitución de la Fundación de pensamiento y reflexión “María Domínguez” en 2004.

El periplo

El pasado mes de enero, después de tres días de trabajo, el cuerpo de María Domínguez fue localizado en el cementerio de Fuendejalón, donde fue fusilada el 7 de septiembre de 1936. Junto a los restos aparecieron una peineta, cuatro horquillas del pelo, dos botones y restos de unas sandalias. El análisis genético y antropológico encargado por la Dirección General de Patrimonio Cultural permitió confirmar que los restos encontrados correspondían a María Domínguez. Junto a ella se encontró el cuerpo de un varón al que, sin embargo, todavía no se ha podido identificar.

Durante la mañana de hoy, instituciones y asociaciones memorialistas han rendido un homenaje a la que fuera primera alcaldesa democrática de España. Tras la loa realizada por la concejala de Cultura de la localidad, Carmen Rubio, el alcalde, Javier Tolosa, ha entregado la distinción de Hija Adoptiva a los descendientes de María Domínguez. Con posterioridad, la comitiva se ha trasladado al cementerio de la localidad para proceder a la reinhumación de los restos y realizar una ofrenda floral.

El objetivo de este homenaje no es solo reivindicar la figura de María Domínguez sino también recordar a otras víctimas anónimas que, como el varón encontrado en la misma localización que Domínguez, están pendientes de una reparación como víctimas de un conflicto fratricida.

Lugar de Memoria Democrática

El Gobierno de Aragón aprobó en 2018 la Ley de Memoria Democrática. Entre otras cuestiones, la norma contemplaba la declaración de lugares de memoria para impulsar su conocimiento. La legislación aragonesa define el Lugar de Memoria Democrática como “aquel espacio, construcción o elemento inmueble cuyo significado histórico sea relevante para la explicación del pasado de Aragón en términos de participación, defensa y lucha a favor de la democracia frente a la intolerancia y la dictadura en el marco histórico de la Segunda República española, la Guerra Civil y la dictadura franquista”. Hasta ahora se han declarado como tales el Barranco de la Bartolina (Calatayud) y la cárcel de Benabarre.

La Dirección General de Patrimonio Cultural dictó una Resolución a principios del mes de julio por la que se iniciaba el procedimiento para la declaración de la tumba de María Domínguez Remón del Cementerio de Fuendejalón (Zaragoza), como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto de Interés Cultural, lugar de la memoria democrática de Aragón. Una vez finalizado el periodo de información pública y tras la aprobación de la Comisión Provincial de Patrimonio y de Urbanismo, próximamente se publicará la declaración definitiva.

Otro aspecto destacado que incluye la política de recuperación de la memoria democrática es el relativo a la dotación de subvenciones. En concreto, en 2017 se amplió de 50.000 a 200.000 euros las ayudas a proyectos de Memoria Histórica, plasmándose el carácter estratégico de esta materia para el Gobierno de Aragón, cantidad que se ha mantenido desde entonces y que ha permitido trabajos conjuntos con las asociaciones de memoria, como el que ha dado lugar a la localización de los restos de María Domínguez

En este sentido, recordar que la Dirección General de Patrimonio Cultural publicará en las próximas semanas la Orden por la que se resuelve la convocatoria de subvenciones correspondientes a este ejercicio.

A esta cantidad se suman otros 200.000 euros para acciones que se ejecuten desde la propia Dirección General y 196.000 euros más que ha asignado a Aragón la Secretaría de Estado de Memoria Democrática. Estos fondos irán destinados a la localización y exhumación de fosas, identificación de restos y tareas de dignificación y difusión de espacios relacionados con las víctimas de la guerra y la dictadura.

María Domínguez Remón

María Domínguez nació en Pozuelo de Aragón (Zaragoza), en 1882. Republicana y socialista, trabajó por la igualdad social, los derechos de la mujer y la educación de los niños. Se hizo maestra en Zaragoza y ejerció en varios destinos.

Desde 1916 escribió en prensa, en medios como “Ideal de Aragón”, “Vida nueva” y “El País” y se ganó el prestigio como conferenciante. Publicó algunas de sus conferencias (sobre feminismo, socialismo y mujer, y futuro de los derechos de las mujeres) en un volumen titulado «Opiniones de mujeres».

Instalada en Gallur (Zaragoza) desde los años 20, tras la dimisión del Ayuntamiento en pleno, en 1932, presidió la comisión gestora que se hizo cargo del gobierno municipal convirtiéndose en la primera mujer al frente de un ayuntamiento democrático en España.

Tras el golpe militar del 18 de julio de 1936 se refugió en su localidad natal, donde fue delatada y encarcelada. El 7 de septiembre fue fusilada en Fuendejalón (Zaragoza). Pocos días antes había sido asesinado también, en Tabuenca, su segundo marido, Arturo Romanos, socialista y vecino de Gallur.
La tradición oral apuntaba a que sus restos habían sido sepultados en una fosa en el cementerio de Fuendejalón.

El Gobierno de Aragón, a instancias de la asociación AFAAEM (Asociación de Familiares y Amigos de los Asesinados y Enterrados en Magallón), tomó a su cargo, de oficio, la localización, exhumación e identificación de sus restos, así como la dignificación del espacio donde ahora han sido enterrados ella y la otra víctima hallada en la misma fosa.

El 29 de enero se llevaron a cabo los sondeos previos para la localización de la fosa y se procedió a la exhumación del cuerpo de una mujer, con un orificio de bala en el cráneo que le causó la muerte.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *