En 1971 su precio era de 243.500 pesetas, que con impuestos se convertían en 302.000, menos de 2.000€

El Seat 124 Sport I, el 124 en versión coupé, sólo en versión 1400, (con el motor que luego usaría el Fiat 124 S, aquí Seat 1430) se presentó en el Salón de Ginebra de marzo de 1967.

En  el salón de Turín de noviembre de 1969, con el mismo motor 1430 y con otro motor más, un 1600 procedente del Fiat 125 (un 124 en grande que no se fabricó aquí), apareció una segunda versión del Fiat 124 Sport, la que podríamos llamar versión II, ofrecida como Fiat 124 Sport 1400 y Fiat 124 Sport 1600, modelo éste cuya carrocería se había modificado con una delantera de 4 faros y una nueva trasera, también rediseñada.

Ese Fiat 124 Sport II, exclusivamente en versión 1600, se presentó como Seat en la Feria de Barcelona de abril de 1970, donde se exhibía incluso una unidad seccionada que permitía ver interioridades de su mecánica y de su habitáculo. Se puso a la venta a partir de noviembre de 1970, durando sin ninguna variación valorable en la oferta Seat hasta que su fabricante lo dejó de montar para ofrecer el Fiat-Seat 124 Sport 1800 III, pero eso es otra historia.

Seat presentó a su excelente 124 Sport con gratuita exageración, contando que era el primer coche de 5 marchas fabricado en España y considerándolo el máximo acontecimiento automovilístico en nuestro país desde los Hispano Suiza, lo que era, en ambos casos, olvidar a los imponentes y absolutamente españoles Pegaso Z.

Por su precio de 243.500 pesetas, que con impuestos se convertían en 302.000 en enero de 1971, sólo era superado por algunos modelos de la gama Dodge 69, unos Dodge Dart modificados que ya no se llamaban Dart, concretamente por los Dodge GLE, SW y GT, pues hasta el Dodge Diesel y el Dodge GL eran más baratos que nuestro 124 Sport 1600.

Varios equipos de diseño intervinieron en la concepción del 124, siendo elegida básicamente la propuesta del equipo de Oscar Montabone de la oficina técnica, con la berlina y el familiar diseñados en el centro de estilo Fiat siguiendo la moda italiana “trapezoidal” iniciada por el Alfa Romeo Giulia (1962), que mejoraba la aerodinámica y proporcionaba una sorprendente habitabilidad frente al Fiat 1300. Mario Boano con experiencia en diseños para Ferrari fue el diseñador del Fiat 124 Sport Coupe de líneas mucho más clásicas, especialmente en su versión inicial “AC”, diseñándose fuera de Fiat sólo la versión Sport Spider, obra de Tom Tjaarda para el carrocero italiano Pininfarina, que se ocupó además de su producción y comercialización como Pininfarina Spidereuropa y Spider Azzura hasta bien entrados los años 80.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *