RPM RADIO

En Ruta

5/5

Olvés (Zaragoza)
 
Olvés es una población de la provincia de Zaragoza que cuenta con una población de 120 habitantes. Su término municipal tiene una extensión de 20,33 km² y una densidad de 5,90 hab/km². Está situado en la Sierra de Pardos a 100 Kilómetros de Zaragoza.
La carretera, muy poco transitada, termina en Olvés, por lo que es ideal para realizar excursiones en moto.

OLVÉS es un pequeño pueblo muy tranquilo situado en un entorno privilegiado.

Sus gentes son muy hospitalarias. Una vez llegamos a Maluenda tomaremos una carretera que nos irá ascendiendo durante 7 kilómetros hasta alcanzar los 800 metros de altitud. En el punto más alto de Olvés se encuentra construida la Iglesia de Santa María desde donde se divisan otras poblaciones como Velilla de Jiloca, Maluenda, Paracuellos de Jiloca o Calatayud e incluso el Moncayo.

Coordenadas:

Está situado a 807 m. de altitud y tiene una extensión de 20,2 km2
Su gentilicio es Olvesino/a
Agrícola. Destacando la uva, la almendra y la cereza
Pertenece a la Comarca “Comunidad de Calatayud”
Sus Fiestas mayores son San Blas en Febrero y San Roque, La Virgen y La Cruz en Agosto.
Antiguamente, el único camino para acceder al pueblo era por el barranco de la rambla o barranco de los carros, como solía llamarse. En el año 1947 se construyó la carretera de tierra y piedra que traían los picapedreros, recogidas por burros en el monte y sobre 1960 se construyó de cemento.

En 2018 Olvés organizó con gran éxito y por primera vez una 6k. Evento Deportivo que forma parte del V Circuito de Carreras Populares Comunidad de Calatayud. 

Cantabria Barro y Agua

Apasionante recorrido por los montes y valles de la cordillera cantábrica. 

Caminando por el trazado del inacabado ferrocarril Santander-Mediterráneo, nos acercaremos al acueducto de Santiurce de Toranzo para ascender a la Sierra de Cotero Lobos donde observaremos, desde los 800 m de altitud, el maravilloso paisaje del valle de Toranzo y Luena en los aledaños del Puerto del Escudo. Entre fuertes contrastes de la naturaleza, nos internaremos en un frondoso bosque de variada vegetación, con robles centenarios y pinares, formando un ejemplo de clima atlántico suave e iniciaremos el descenso, serpenteando entre cabañas agrícolas y angostos caminos, donde pastan numerosos rebaños de ganado, los cuales proporcionan los elementos básicos para los productos típicos del valle del Pas, los sobaos y las quesadas.