RPM

Un hombre logra un sorprendente Récord Mundial al cubrir su rostro con la mayor cantidad de abejas jamás vista

Un apicultor de Carolina del Norte, Estados Unidos, ha establecido un nuevo récord mundial en un evento que es, cuanto menos, inusual. Para demostrar su habilidad y amor por las abejas, se sometió a una hazaña impresionante al dejar que más de 3,000 abejas lo cubrieran por completo, incluyendo su rostro. Este extraordinario desafío se llevó a cabo en una feria local y dejó a todos los espectadores boquiabiertos.

John Mitchell, un apicultor de 42 años, decidió llevar a cabo esta hazaña para recaudar fondos y concienciar sobre la importancia de las abejas y la apicultura. Con la ayuda de sus colegas apicultores y un equipo de expertos en abejas, se preparó meticulosamente para el desafío. Vestido con un traje protector, Mitchell se paró en el escenario con un enjambre de abejas dispuestas a cubrir su cuerpo.

Lo que siguió fue una escena fascinante, mientras las abejas comenzaron a posarse en su rostro, brazos, piernas y torso. Mitchell mantuvo la calma y no mostró ningún signo de pánico mientras las abejas lo cubrían. La audiencia miraba con asombro mientras su cuerpo se convertía en una abeja gigante.

Este desafío no solo requiere valentía, sino también una comprensión profunda de las abejas y cómo interactúan. Mitchell ha estado criando abejas durante más de 20 años y ha desarrollado un fuerte vínculo con estos insectos.

El récord anterior de «más abejas en el cuerpo» estaba en manos de un hombre de China, que registró 2,453 abejas en 2019. Mitchell superó con creces ese récord, con un total de 3,000 abejas que lo cubrieron durante más de 4 minutos antes de que se retiraran pacíficamente.

Además de su hazaña, Mitchell aprovechó la oportunidad para educar al público sobre la importancia de las abejas en la polinización y la producción de miel. También recaudó fondos para organizaciones benéficas locales relacionadas con la apicultura y la conservación de las abejas.

Este récord mundial no solo dejó a todos asombrados, sino que también sirvió como un homenaje a la noble labor de las abejas y la dedicación de los apicultores en todo el mundo.

Regenerate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *