RPM

La Policía Nacional Desvela Cinco Claves para Blindarte Contra Fake News y Bulos en Redes Sociales

En la actualidad, las redes sociales se han consolidado como una fuente de información predilecta para los usuarios, gracias a la rapidez y simplicidad con la que se presentan los acontecimientos debido a las limitaciones de espacio. Sin embargo, estas aparentes ventajas a menudo se convierten en causantes de desinformación y propagación de noticias falsas, siendo aún más difícil controlar la difusión y identificar a los responsables, dada la velocidad con la que se propagan en estas plataformas.

La facilidad con la que los usuarios pueden entretenerse e informarse rápidamente en estas plataformas ha llevado a que la palabra de cualquier usuario tenga un peso equiparable al de un medio de comunicación legítimo. Este fenómeno representa un riesgo significativo, ya que la interpretación personal de un evento puede volverse viral, convirtiéndose en «verdad», incluso si la historia está incompleta, es completamente falsa o no guarda relación con los hechos reales.

El auge de las fake news ha creado un entorno de desinformación que, a su vez, genera confusión y odio. Ante este panorama, la Policía Nacional ha desarrollado una guía sencilla para ayudar a los usuarios a identificar bulos y evitar su difusión. Los pasos recomendados son los siguientes:

  1. Realizar una búsqueda en motores de búsqueda como Google, Bing o Safari cuando se encuentra información de fuentes no oficiales en redes sociales, para confirmar la fiabilidad de la información.
  2. Contrastar la información consultando fuentes oficiales en las que se confíe, asegurándose así de la veracidad de la información.
  3. Mantener una actitud de escepticismo en redes sociales, ya que la apariencia de autenticidad, como un logo, nombre o imagen que pretende representar a una entidad legítima, no garantiza su veracidad, especialmente en plataformas donde la verificación de perfiles puede ser pagada y las suplantaciones son cada vez más comunes.
  4. Diferenciar entre fake news y desinformación, reconociendo que no todas las noticias falsas se basan en datos incorrectos, sino que en ocasiones la información puede ser interpretada desde el punto de vista de la fuente. Es crucial distinguir entre opiniones y datos objetivos.
  5. Abstenerse de compartir información si persisten las dudas o se sospecha de tergiversación. La policía aconseja no contribuir a la red de desinformación, que solo fomenta el miedo y daño en una sociedad ya suficientemente afectada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *