RPM

El juez archiva el caso de la supuesta croqueta envenenada y cuestiona la investigación policial por falta de pruebas

El juez de Zaragoza que estaba investigando el caso de la supuesta intoxicación de un hombre por parte de su exesposa con una croqueta rellena de benzodiacepinas ha decidido archivar el caso, ya que no encontró evidencia de que el suceso haya ocurrido. En su extenso auto, el magistrado Rafael Lasala cuestiona tanto la existencia de un delito como la calidad de la investigación policial.

El juez descarta las grabaciones de las cámaras de seguridad como pruebas debido a la falta de soporte original y a su mala calidad. Según el auto, las imágenes no permiten discernir con claridad a las personas involucradas ni sus acciones, y no se puede deducir que la mujer haya vertido algo en la comida o bebida del hombre.

El denunciante, el exmarido, alegó haberse sentido mal después de la reunión con su exesposa en un bar, pero el juez observa contradicciones en su testimonio y un interés económico en el asunto, ya que se realizaron transferencias bancarias significativas después del encuentro.

Además, las pruebas periciales, como análisis de orina y opiniones médicas, no respaldaron la teoría de la intoxicación. Los informes forenses señalaron que la cantidad de benzodiacepinas en la comida debería haber sido mucho mayor para causar la amnesia alegada por el denunciante. El juez concluye que el caso carece de pruebas suficientes para fundamentar la acusación.

En resumen, el juez archivó el caso debido a la falta de evidencia sólida y cuestionó la calidad de la investigación policial y las afirmaciones del denunciante, lo que hace que el supuesto envenenamiento con una croqueta rellena de benzodiacepinas no sea respaldado por pruebas concluyentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *